León, Gto. - Historia de la Ciudad - Independencia III

Video tutorial Corel Painter X completo
Grito de Independencia de Hidalgo
Grito de Independencia de Hidalgo

Foto: Fuente desconocida

De la Independencia a la Reforma Agraria

Durante la Guerra de Independencia, León - fortaleza realista - fue tomada o amagada por los insurgentes: en 1810 entra José Rafael de Iriarte, enviado por el cura Miguel Hidalgo y Costilla.

Cronología

1810, Diciembre. Félix Calleja arriba con sus tropas y toma represalias contra los simpatizadores del movimiento de Independencia.

1811, 8 Febrero. El insurgente Pedro García ataca la población, en 1811 amenaza Albino García; en 1812 penetra Pedro García; en 1813 unos 2000 insurgentes a caballo atacan a la villa y son rechazados por el conde de Pérez Gálvez comandante militar; en 1815 amaga Santos Aguirre.

1817, Julio. Francisco Javier Mina ataca sin éxito las fuerzas realistas acuarteladas en el lugar y él y Moreno son sitiados y derrotados después en el cercano Fuerte del Sombrero; el 20 de agosto de ese mismo año cae el Fuerte del Sombrero en manos realistas.

1821. Agustín de Iturbide, convertido en jefe trigarante, ocupa la población en la que antes él y Calleja, García Conde y Negrete actuaron como realistas y expide una proclama para infundir confianza a los europeos. En este último bando se distinguió el subdelegado leonés Manuel Gutiérrez de la Concha, muerto en combate allí, en 1812. Iturbide edificó poco después un baluarte que fue demolido en 1851. Algunos pasadizos subterráneos podrían datar de esa guerra.

1824. Agustín de Iturbide abre en León la primera biblioteca (Gabinete Público de Lectura) del Estado.

1825, 15 y 16 Septiembre. La Villa celebra por primera vez el aniversario del Grito de Independencia. Desde 1823 el ayuntamiento leonés se encargaba del antiguo Hospital de San Juan de Dios y en 1825 se instauraba una Junta de Sanidad (reinstalada en 1850).

1827. Transformada la Intendencia de Guanajuato en el Estado de ese nombre desde 1824, la antigua alcaldía mayor de León se convirtió, en 1827, en uno de los 4 departamentos que integraron dicha entidad, teniendo al frente un jefe político (o, más tarde, un prefecto) y conservando la misma jurisdicción colonial, de la Sierra de Comanja al Río Lerma, hasta 1857; en 1828 se construían los portales de la plaza principal.

1830. Desde 1779 se promovió elevar la villa al rango de ciudad, lo que al fin se obtuvo por decreto del Congreso del Estado el día 2 de junio de 1830, denominándose León de los Aldamas, en honor de los insurgentes Ignacio y Juan Aldama, porque siempre se creyó, equivocadamente, que los Aldama fueron originarios de este lugar, con desconocimiento de sus nacimientos auténticos ocurridos en San Miguel el Grande.

No teniendo escudo de armas, se dice que había adoptado en 1822 uno en que se veían el Ojo de Agua, el puente del Coecillo, la loma de la Soledad y el baluarte, pero el que conocemos sólo tiene los dos últimos elementos y un león. (También parece haberse usado como emblema, antes de 1856, una imagen de San Sebastián, patrono de la ciudad).

Este mismo año (1830) se construyó el Templo del Oratorio y se editaba un método curativo contra la viruela. El ayuntamiento adquirió en 1830 una casa donde instaló la Escuela Principal de Niños.

A pesar de epidemias de viruela en 1815, 1830 y 1840, de sarampión en 1825 y 1836, y de cólera en 1833 y 1850, León aumentó su población de 1810 a 1850: tanto en la primera fecha como en 1818 dícese contaba con 30 mil habitantes (seguramente en el Distrito y no exclusivamente en la villa), y es probable que en los 8 años la cifra permaneciese estacionaria por las vicisitudes de la Guerra de Independencia.

1833, 25 Abril. Resiste la ciudad, por primera ocasión una epidemia de cólera morbus. La segunda ocasión fue en 1850; el 31 de mayo de 1834 se realizó un motín de la población por inconformidad con el gobierno republicano; en 1835 se estableció el alumbrado público, que Guanajuato tenía desde 1827; en 1834 se abrió la Escuela Nacional para Niñas.

1837. Decíase había en la flamante ciudad 26,937 habitantes, mientras la capital del Estado albergaba 35,733, pero ya en 1840, cuando, conforme a estos censos civiles no podría haber más de 30 mil, se estimaba la población de aquélla en 50 mil y la de su distrito en 75 mil En 1851 calculaba el benemérito padre Ignacio Aguado 80 mil feligreses para su curato de León, e igual número le asignaba en 1854 en su Brevísima Relación Histórica el padre Luis Manrique (siendo la demarcación de la parroquia casi la misma que la del distrito).

Al lado de este incremento demográfico, desde 1824 era bien perceptible la importancia comercial de León, pues en ese año el viajero Beltrami afirmaba que paraban allí "mercaderes de las cuatro partes del mundo y que era "rendez-vous” de una gran parte de la más bella y más rica providencia de México, "El Bajío".

Al año siguiente el gobierno nacional concedió que León celebrara una feria del 23 al 30 de diciembre, la que debió ser muy concurrida. Apenas alcanzado el rango de ciudad, sus industrias principalmente las de rebocería, talabartería, curtiduría y calzado, cuyos origenes, para algunos datan de la Colonia empezaron a prosperar.

1840. El padre Ignacio Aguado, verdadero apóstol de la educación superior, fundó el Colegio de San Francisco de Sales, y el de la Madre Santísima de la Luz en 1844 y del que se encargaron de, 1847 a 1857, los padres paulinos, éste, que fue el antecedente del Seminario, contaba ya, para 1850, con 560 alumnos que procedían de diversos lugares del país.

1849. Se abría el camino a Lagos (comunicándose así más fácilmente con Guadalajara). Las diligencias ligaban para entonces a León con la capital del Estado y con la de la República; se declara a la Virgen de la Luz patrona de los leoneses y se construye el puente de la Calzada; en 1850 los antiguos pueblos indígenas de San Miguel y el Coecillo (Parroquia del Coecillo. Fines del s. XIX). se muestran por primera vez en un plano como barrios de León.

1851. Inicia la escuela Nocturna; en 1853 se inauguraba una Academia de Música y Dibujo; se funda un hospicio para pobres. Desde 1825 se había vendido una imprenta en la entonces villa, pero no se tienen impresos leoneses sino desde 1840 y el primer periódico de que se sabe es de 1855.

1853, 1 Octubre. León es la segunda ciudad que queda comunicada con la capital de la República por telégrafo; en 1855 aparece el primer periódico en León; en abril de este año Manuel Doblado toma la ciudad, entonces bastión conservador.

1856, 15 Abril. La ciudad se sacude por un temblor; en 1857 el Gobernador Manuel Doblado separa a Cuerámaro, Abasolo, Huanímaro y Pénjamo del entonces Departamento de León, para agregarlos al de Guanajuato.

Arquitectura.

León es particularmente propicio para estudiar el desarrollo del estilo neoclásico y sus tardías reminiscencias, a lo largo de más de un siglo, con ejemplos pobres u opulentos, tanto en construcciones civiles como eclesiásticas. En cuanto a éstas, son la más antigua manifestación de ese estilo unos altares del templo de la Soledad que datan de 1806.

Luego vienen el templo de San Francisco de Paula, concluido en 1829; el de San Nicolás Tolentino, edificado entre 1804 y 1848; la fachada de la Parroquia, cuya ornamentación se terminó en 1836; el oratorio de San Felipe Neri, donde se admiran portada, torre y cúpula, acabado en 1839, y la capilla del Santo Nifio, de 1856.

Dentro de ese estilo se prosiguió, en 1831, la obra de la antigua "Compañía Nueva", abandonada desde 1767, pero ya en 1842 estaba paralizada, y aunque en 1855 se hacían reparaciones, no se trabajó diligentemente sino hasta que el primer obispo de León, Díez de Sollano y Dávalos impulsó, a partir de 1864, la construcción, para que fuese la catedral.

También otros templos se edificaban por entonces, pero no se concluyeron sino después de 1857. Pocos edificios civiles se erigieron, entre ellos la Plaza de Gallos, que databa de 1802 (y servía además para teatro, conciertos y canto) y plazas de toros como la construida en 1844. Otras obras públicas fueron puentes como el de La Calzada (1849) y alguna fuente desaparecida.

La Brevísima Relación Histórica de la fundación, progresos y estado actual de la ciudad de León, que en 1854 dio a luz el padre Luis Manrique, resume los progresos hasta entonces alcanzados; en ella se dice que "las casas, con muy pocas excepciones, son de un solo piso". Quedan algunas del fin de esta etapa. Al concluir debieron tomarse las primeras fotografías que darían idea de cómo era la ciudad (para Guanajuato las hay desde 1855).

Un plano que data aproximadamente de 1850 muestra la ciudad, por vez primera, en toda su extensión, en los momentos en que los antiguos pueblos de San Miguel y el Coecillo iban a convertirse en barrios de la ciudad y cuando empezaba ésta a disputar a Guadalajara el segundo rango en la República, en número de habitantes.

Hasta 1857 no hubo cambios profundos, previniendo la herencia colonial. La Guerra de Reforma incrementaría su población, al convertirla en "La Ciudad del Refugio", islote de paz en medio de marejadas sociales.

No hay eventos próximos para mostrar.

Lee tu postal

Teclea el código para abrir tu postal virtual